Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia.
Más información
  • Natura Ekos Cacau

EL CACAU, HERMANO PEQUEÑO PROTEGIDO POR EL BOSQUE ATLÁNTICO...

Como en muchas fábulas, no siempre es el más grande y fuerte el que logra las cosas más importantes.
Esto se cumple con el Cacaueiro, el árbol que produce el Cacau en el bosque atlántico brasileño. Este árbol, a pesar de su pequeño tamaño, es muy exigente en su cultivo: no tolera grandes variaciones climáticas, necesita un suministro controlado de agua y, sobre todo, no tolera demasiada luz solar.
Por eso, más allá de sus conocidas cualidades gustativas, el Cacau es tan importante para los bosques de Brasil: para tener una buena cosecha de Cacau, hay que cuidar los numerosos árboles que rodean las plantas de Cacau, para garantizarles sombra y condiciones de crecimiento óptimas.
Natura ha trabajado durante muchos años con las comunidades del bosque atlántico para desarrollar las mejores prácticas en la cosecha de un Cacau cultivado orgánicamente, cultivado sin fertilizantes ni pesticidas, rodeado de numerosos árboles altos que lo protegen y mantienen un bosque rico y vibrante, con todos sus insectos y animales en libertad, en su hábitat natural.

PRODUCTOS Y HOMBRES...

Detrás del Cacau, los miembros de la comunidad CABRUCA.

La cosecha de Cacau es llevada a cabo por la comunidad CABRUCA (Cooperativa de Productores Orgánicos del Sur de Bahía) y generalmente se realiza entre septiembre y noviembre de cada año.
En sus plantaciones, los agricultores de Cacau cosechan los frutos con la ayuda de una podadera. Recuperan los que han caído al suelo y recogen toda la cosecha en medio del bosque, en pequeños montículos marcados con banderas.

En el mismo lugar de la cosecha, los frutos recolectados se dividen, dejando salir sus semillas y pulpa. Sin fertilizantes ni pesticidas, el Cacau cosechado de esta manera es orgánico. De esta pulpa, obtenemos un zumo particularmente dulce y aromático que quita la sed y refresca.

Para estos cultivadores, la asociación con Natura es más que una relación comercial, es una asociación real en la que la relación de intercambio se experimenta a largo plazo. Natura aprende de su savoir-faire, sus usos y, a cambio, les garantiza unos ingresos valorados y regulares, les aporta sus conocimientos de cultura sostenible, organización y negociación.

DEL GRANO A LA MANTECA DE CACAU

Las habas de la vaina de Cacau se transportan a los almacenes, donde se dejan fermentar de 5 a 9 días. 

A continuación se secan al sol, donde sus tonos violetas se vuelven marrones y sus aromas se reafirman. 

Otra tradición ancestral consiste en pisotear estas habas por un tiempo largo, para obtener un secado en profundidad aún más eficaz, lo que es especialmente difícil de conseguir en Brasil, donde la humedad es constante en el ambiente. 

Al final de este largo proceso, estos granos pueden ser prensados para extraer, en particular, la famosa manteca de Cacau, rica y cremoso.

SUS BENEFICIOS PARA LA PIEL

Los granos de cacao son muy valiosos porque contienen la preciada manteca de cacao, que tiene propiedades excepcionales para la piel. Su intenso poder hidratante es reconocido en todo el mundo. La manteca de cacao es emoliente, rica en ácidos grasos y altamente hidratante. Evita que la piel se reseque y le devuelve su suavidad, a la vez que le permite mantenerse hidratada y flexible a largo plazo. Dotados de una fragancia reconfortante y de texturas cremosas y densas, los productos de la línea Ekos Cacau enriquecidos con manteca de Cacau, ofrecen a la piel una rica sensación de confort, con una deliciosa y reconfortante fragancia y una hidratación duradera.


EN EL CORAZÓN DE LA AMAZONIA CON EKOS CACAU

 
Cargando
Cargando