• Natura Ekos Andiroba

El aliado del Amazonas


En la lengua Tupí Guaraní del Amazonas, Andiroba quiere decir «de sabor amargo», y así es la semilla de Andiroba y su preciado aceite. Pero este aceite, con un sabor muy amargo, esconde numerosos tesoros, sobre todo, unas potentes propiedades antiinflamatorias, depuradoras y antiparásitos. Por lo que es un gran aliado para proteger a las poblaciones del Amazonas desde hace siglos.

La Andiroba se cultiva en la región de Belém, en la desembocadura del Amazonas. Las comunidades socias de Natura recogen las semillas que han caído al suelo, respetando los árboles, y dejan una parte de las semillas allí para que los animales se puedan alimentar y el bosque se regenere. Luego, las semillas secan durante un mes antes de exprimirlas para conseguir ese aceite tan rico.

El aceite de Andiroba tiene numerosas virtudes benéficas. Es rico en Omega 9, puede reparar la piel y reforzar sus mecanismos de defensa. Presente en los productos corporales de la gama Ekos Andiroba, esta última también tiene virtudes calmantes y emite un perfume potente, a la vez amaderado y muy aromático que también favorece un descanso profundo.

Los tratamientos Ekos Andiroba, con aceite de Andiroba del Amazonas son perfectos para hidratar la piel y reforzar la barrera cutánea. Dejan tu piel suave y con un intenso perfume con unas potentes notas amaderadas y aromáticas.

Reparación y protección con Ekos Andiroba

Cargando
Cargando
-