Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia.
Más información

El acabado

 

Cómo aportar un acabado a todos los tipos de cabello

No importa si tu cabello es liso, ondulado, rizado o crespo. Un buen acabado después del lavado marca la diferencia.
Todas las atenciones prestadas a tu cabello, como la hidratación, el lavado con los productos adecuados y un buen corte, pueden ser eliminadas si no aportas ningún acabado a tu cabello. El acabado, basado generalmente en un aceite, un spray o un bálsamo de peinado, proporciona textura y brillo al cabello.
Entre los beneficios de este ritual se encuentran el retoque final para el volumen, el control del encrespamiento y una dosis extra de brillo. ¿Necesitas más motivos para incluir el acabado en tu ritual de cuidados capilares?

Cuida tu cabello antes del acabado

Como nos recuerda Gui Cassolari, peluquero oficial de Natura Brasil, el cabello bien cuidado es más fácil de moldear y, por consiguiente, el acabado también resulta más sencillo. Por eso, antes de pasar al momento final del ritual capilar, debes lavarte el pelo con los productos indicados para tu tipo de cabello. Hidratar el cabello con frecuencia también marca la diferencia en el resultado final.

El acabado del cabello liso y alisado

"Utiliza el secador como acabado, aplicando un chorro de aire frío, y, a continuación, echa aceite en las puntas para despertar el brillo, como el Aceite Reparador Patauá",enseña el peluquero. Permite cerrar la fibra capilar y da un efecto barniz, sin apelmazar el cabello ni aportar un efecto pastoso. "El cabello liso necesita prestar más atención al exceso de sebo", declara Gui Cassolari. Si tienes un problema de encrespamiento o si te has hecho un alisado, también puedes aplicar un bálsamo de peinado, como el Bálsamo de peinado Murumuru, que te proporcionará hidratación, flexibilidad y brillo.

Cabello ondulado, rizado y crespo: ¡activar!

Especialmente dependiente de la hidratación, el cabello ondulado, rizado y crespo puede sublimar sus curvas con un activador de rizos. Puede adoptar la forma de un bálsamo de peinado Murumuru, que ayuda a domar el encrespamiento, o de un  aceite reparador Patauá, que aporta brillo a tu cabello perfumándolo ligeramente. Antes de aplicar los productos, te aconsejamos secar ligeramente el cabello y utilizar el difusor para obtener aún más volumen. "Sin embargo, si tienes el cabello muy rizado o crespo, debes tener cuidado o evitar este accesorio, ya que puede aumentar la deshidratación de tu cabello", declara Gui Cassolari. En este caso, puedes conseguir un efecto más natural masajeando el cabello ligeramente de abajo arriba.
¿Te ha gustado? Con estos consejos, ¡tu ritual del cabello tendrá, sin duda, un final feliz! ;)

Los distintos tipos de cabello: del 1A al 4C 

Los distintos tipos de cabello: del 1A al 4C

Más información

5 consejos profesionales para lavarse el cabello  

5 consejos profesionales para lavarse el cabello

Más información

Cabello corto: 5 razones para amarlo  

Cabello corto: 5 razones para amarlo

Más información


Cabello rizado

Hidratación, control del volumen, mantenimiento y mucho más

Cabello liso

Dar efectos, consejos de lavado y mucho más

Cabello ondulado

Cuidados diarios, consejos para el secado y mucho más

Cabello crespo

Accesorios, peinado y mucho más

Descubre los cuidados capilares Natura Lumina

Cargando
Cargando