Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia.
Más información

La exfoliación y la hidratación contribuyen a la renovación de la epidermis

 

Aquí tienes un pequeño ritual de exfoliación/hidratación que puedes adoptar para evitar imperfecciones y pelos encarnados.

La piel, principal órgano del cuerpo humano, sufre numerosas agresiones a lo largo del día, como la exposición a los rayos UVA y UVB y la contaminación. El problema puede empeorar si no adquieres el hábito de cuidarla, ya que las células muertas se acumulan en la piel del rostro y del cuerpo, haciendo que tenga un aspecto apagado y cansado. Una forma sencilla y eficaz de evitar esto es integrar la exfoliación y la hidratación en tu rutina de belleza habitual. Descubre a continuación las ventajas de la exfoliación y la hidratación, así como nuestros pequeños consejos para una rutina de cuidados eficaz.

¿Por qué usar un exfoliante corporal?

  • Elimina las células muertas de la piel y le aporta un aspecto sedoso.
  • Relaja y revitaliza la piel estimulando la regeneración natural de las células.
  • Devuelve a la piel su color natural y unifica la tez.
  • Estimula el metabolismo y permite mejorar la circulación sanguínea.
  • Previene la aparición de granos de acné y de pelos encarnados.
  • Abre los poros de la piel y le permite absorber mejor los cuidados hidratantes.
  • Previene el envejecimiento prematuro de la epidermis.

¿Por qué usar un hidratante corporal?

  • Evita la sequedad y permite que la piel recupere su luminosidad natural.
  • Mejora la salud de tu epidermis y restaura su vigor.
  • Deposita en la piel un velo protector que actúa como barrera para los residuos contaminantes.
  • Devuelve a la piel su elasticidad, aportándole un aspecto más joven.
  • Protege la piel de las agresiones externas, como las del viento o del sol.
  • Perfuma la piel de forma duradera, especialmente si se usa con productos de la misma gama.

Exfoliación e hidratación, ¿cómo proceder?

  1. Sobre la piel húmeda, comienza la exfoliación por los pies, subiendo hasta las piernas y, después, hasta los muslos. Procede efectuando movimientos firmes y circulares durante unos minutos.
  2. A continuación, concentra los movimientos en el abdomen, la espalda, los brazos y las manos.
  3. Termina la exfoliación en la zona del cuello y del escote.
  4. Aclara la piel con agua tibia. Ten cuidado, el agua demasiado caliente reseca la piel.
  5. Empieza la hidratación de abajo arriba, como para la exfoliación.
  6. Realiza movimientos suaves hasta que el producto se absorba por completo.

¿Qué hay de la cara?

La regla principal es no usar los mismos productos que para el cuerpo. Los exfoliantes faciales contienen partículas más finas, ya que la piel de esta zona es más sensible y frágil.

La crema facial exfoliante microdermoabrasión de la gama Chronos es una excelente opción, adecuada para todos los tipos de piel. Su fórmula compuesta por micropartículas de bambú elimina suavemente las células muertas y unifica la textura de tu piel.

Una buena crema facial hidratante también marca la diferencia e incluso puede utilizarse para preparar la piel antes del maquillaje. Chronos también ofrece cremas faciales hidratantes que restauran el vigor de la piel y reducen los signos de fatiga.

Exfoliación e hidratación, cuándo realizarlos

Las pieles grasas deben exfoliarse cada siete días y las pieles secas, cada quince días; para las pieles normales el cuidado se puede espaciar más. La piel puede ser hidratada todos los días, siempre y cuando el producto utilizado se adapte a sus necesidades.

 

Los gestos adecuados para limpiar tu piel

Más información

 

Una piel más firme gracias al ritual a base de Ucuuba: más información

Más información

 

Hidratación corporal: cinco razones para integrarla en tu rutina diaria

Más información


Cuidados corporales

Hidratación, exfoliación... Nuestros consejos y trucos para una piel saludable

Cuidados faciales

Piel grasa o seca, signos de envejecimiento... Nuestros consejos para una piel luminosa en todas las estaciones

Cuidados de manos y piernas

Los gestos adecuados para unas manos y unos brazos suaves

Bienestar y relajación

Masaje, spa... Rutinas sencillas para una vida más saludable

Cargando
Cargando