Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia.
Más información

¿Cómo cuidar cada tipo de piel?

 

Averigua cuáles son los problemas recurrentes y las soluciones adaptadas a cada tipo de piel para encontrar la rutina de cuidado diario que más te convenga.

La salud de tu piel merece una atención diaria. Varios factores, como las hormonas, la dieta, la genética e incluso el estado de ánimo, pueden influir en las características de tu piel. Por eso hemos seleccionado un conjunto de consejos esenciales para conocer tu tipo de piel y establecer una rutina diaria de cuidado de la piel adaptada a cada tipo de piel, un factor que marca la diferencia para obtener resultados efectivos. ¡Averigua qué sigue!

¿Cómo cuidar la piel mixta o grasa?

En primer lugar, es importante entender la diferencia entre los dos. Con sus grandes poros, su alto contenido de humedad y su aspecto intensamente brillante, la piel grasa se caracteriza por una fuerte tendencia a favorecer la aparición de granos y espinillas, su textura también es irregular.

Como su nombre indica, la piel mixta es grasa en algunos lugares y normal o seca en otros. La piel grasa se concentra principalmente en la zona T (frente, nariz y barbilla) y, al mismo tiempo, su consistencia fina favorece la aparición de líneas de expresión y tiene tendencia a la sequedad en las demás partes de la cara.

Para empezar, no olvides los cuidados diarios. Cuando vuelvas a casa al final del día, recuerda tomarte un momento para cuidar tu piel. Si usas maquillaje, asegúrate de desmaquillarte antes de acostarte. Y, aunque no uses maquillaje, límpiate la cara para eliminar cualquier residuo de la contaminación. Este paso es esencial si quieres luchar contra el aspecto brillante de tu tez.
Es igualmente importante utilizar productos cosméticos adecuados. El gel limpiador Chronos es una opción ideal, limpia, desmaquilla, tonifica y reduce inmediatamente el aspecto brillante de la cara, dejándola seca y limpia. El cuidado hidratante matificante Chronos completa este cuidado porque ayuda a controlar el aspecto brillante y la producción de sebo, contiene un protector solar SPF 15/FPUVA 5, es matificante y protege el pH natural de la piel. Todo esto manteniendo una textura ligera, un toque seco y una rápida absorción.

El cuidado de la piel normal a seca

La piel normal está equilibrada, su textura es suave y elástica, sin una excesiva producción de sebo. Sus poros también están cerrados y apenas visibles, dando a la cara un aspecto sedoso.

De apariencia más bien áspera y sin brillo, la piel seca muestra signos de irritación y sequedad. La falta de agua, que causa la deshidratación, es una de las principales causas de este aspecto.
Las personas con piel normal deben seguir un ritual diario de cuidado de la piel para prevenir problemas dermatológicos. Por otra parte, las personas con piel seca deben evitar el uso de cosméticos que contengan alcohol porque contribuyen a la sequedad de la epidermis. El agua muy caliente también se considera dañina para la piel porque impide la producción natural de sebo. Por último, pero no menos importante, no escatime en la hidratación, especialmente después de la ducha, cuando sus poros están abiertos y más dispuestos a absorber los nutrientes.
Muy efectivo en ambos casos, sugerimos que uses jabones cremosos. Su consistencia cremosa no solo evita que la piel se reseque, sino que, gracias a su fórmula con una alta concentración de aceites vegetales, también limpia, vigoriza y tonifica la epidermis. Y para formar un dúo imbatible, después del jabón aplica una crema hidratante protectora que hidrata, protege y nutre la piel. Contiene manteca de Cupuaçu y proteínas de arroz que ayudan a mantener el pH natural de la epidermis. Gracias a su textura ligera y su rápida absorción, deja tu rostro sedosa y radiante.

 

Los gestos adecuados para limpiar tu piel

Más información

 

Cuidar tu piel en todas las fases de tu vida

Más información

 

Qué tipo de producto hidratante es el más adecuado para tu rostro: ¿crema, loción o gel?

Más información


Cuidados corporales

Hidratación, exfoliación... Nuestros consejos y trucos para una piel saludable

Cuidados faciales

Piel grasa o seca, signos de envejecimiento... Nuestros consejos para una piel luminosa en todas las estaciones

Cuidados de manos y piernas

Los gestos adecuados para unas manos y unos brazos suaves

Bienestar y relajación

Masaje, spa... Rutinas sencillas para una vida más saludable

Cargando
Cargando